Conservación de plantas acuáticas

Descripción

En 2015 reactivamos el antiguo vivero de plantas acuáticas del Centro de Educación Ambiental Caserío de Henares en Madrid con el fin de disponer de ejemplares para mejorar el estado de conservación de los humedales del Parque Regional del Sureste.

Con el asesoramiento científico del Real Jardín Botánico de Madrid (RJB-CSIC), se han producido más de 8.000 ejemplares de dos tipos de flora: plantas emergentes y carófitos (Chara vulgaris). Las plantas acuáticas emergentes (eneas, juncos, castañuelas y carrizos) contribuyen a la fijación de sedimentos y a la depuración de humedales a través de sus raíces. Además son refugios para aves acuáticas y potenciales indicadores de la calidad del agua. Los carófitos producen céspedes subacuáticos que también propician la fijación de sedimentos y la difusión del oxígeno en el agua.

Estos ejemplares fueron trasladados y plantados en el Parque Regional del Sureste con la colaboración de los técnicos del Servicio de Conservación Mantenimiento de este Parque. Las actividades de regeneración se complementan con voluntariados y acciones de sensibilización.  Este proyecto se ha desarrollado con el apoyo de la Fundación Montemadrid y la colaboración de la Comunidad de Madrid.