• Fundación Global Nature y el Ayuntamiento de Dos Hermanas han organizado un voluntariado ambiental corporativo en la Laguna de Fuente de Rey, Dos Hermanas (Sevilla)
  • Los voluntarios han plantado más de 200 árboles frutales y arbustos autóctonos para mejorar este espacio natural y dotar de alimento a la avifauna que lo habita

Alrededor de 25 voluntarios participaron en pasado sábado 17 de diciembre en una jornada de voluntariado ambiental en la Laguna de Fuente del Rey, en Dos Hermanas (Sevilla) organizada por la Fundación Global Nature y el Ayuntamiento de Dos Hermanas. El objetivo de esta jornada de voluntariado ha sido la mejora de la biodiversidad de este entorno, fomentando la implicación social.

Las actividades de conservación desarrolladas por los participantes consistieron en la plantación de más de 200 plantas de árboles frutales (como granados y ciruelos) y de arbustos autóctonos (como majuelo y romero). Con esta plantación, además de mejorar la biodiversidad de la laguna, se espera mejorar las fuentes de alimento de las aves que nidifican y transitan en este entorno. Además, un objetivo paralelo y muy relevante, es contribuir a la reducción de la huella de carbono. La plantación de árboles con vocación de crecimiento y permanencia a muy largo plazo es una excelente manera de aumentar la fijación de carbono y contribuir a combatir el cambio climático. La jornada se ha completado con actividades de sensibilización ambiental. Los voluntarios participaron en un taller de ruta auto-guiada y una actividad de observación de aves en el entorno de la laguna, organizados en colaboración con la entidad La Herradura.

La Laguna de Fuente del Rey está ubicada en el municipio Dos Hermanas, concretamente en la avenida de la laguna. Está situada sobre un acuífero subterráneo y cuenta con una gran diversidad de flora y fauna. Es un lugar de gran importancia para muchas aves, que detienen su vuelo en este humedal donde se pueden llegar a registrar más de cincuenta especies distintas. Se trata de un oasis a escasos kilómetros de Sevilla cuya recuperación ha sido impulsada por el Ayuntamiento de Dos Hermanas.

Inicialmente, la Laguna de Fuente del Rey comprendía una superficie aproximada de 4.000 m2, ampliada tras su recuperación hasta una superficie aproximada de unas 10 hectáreas, incluida la propia laguna y su entorno natural. Además del valor medioambiental, la laguna tiene un gran valor histórico y antropológico, puesto que ha estado asociada a las vías pecuarias que la circundan, así como a modos de vida agrícolas, siendo un punto de referencia primordial para los habitantes de la zona en distintas épocas.