Noticias

La red internacional Living Lakes declara l’Abufera Lago Amenazado 2020

in Noticias 5 February, 2020

El objetivo de este título es ser un ímpetu para prevenir un futuro peor y enfrentar el presente amenazante, es decir, mantener el lago vivo

5 de febrero de 2020

Los miembros de la red internacional Living Lakes visitaron el Parque Natural de l’Albufera durante su decimoquinta reunión internacional celebrada en Valencia en 2019 y detectaron un color verde intenso en el agua. Esa fue la primera pista para que esta semana, y con motivo Del Día Mundial de los Humedales celebrado el pasado 2 de febrero, este lago haya sido merecedor del título “Lago Amenazado 2020”.

Lo cierto es que el ecosistema de la Albufera está bajo estrés: está rodeada de 14 municipios con un total de 1,5 millones de habitantes, se enfrenta a vertidos industriales y sustancias químicas derivadas especialmente del cultivo del arroz. Y todo esto en un lago que tiene solo 0,5 a 2,5 metros de profundidad. El color verde intenso, una de las cosas que llamó la atención a los miembros de esta Red Internacional, está provocado por la gran cantidad de microalgas que se benefician de la concentración excesiva de nutrientes existentes en el lago, un proceso conocido como eutrofización (el mismo que se popularizó por la tragedia del Mar Menor).

“Hay mucho por hacer, pero se puede lograr más si se toman medidas. Si no lo hacemos ahora, en 50 años la hermosa Albufera llegará a un punto sin retorno”, asegura Eduardo de Miguel Beascoechea, director gerente de Fundación Global Nature. De hecho, y según explican desde la Red Living Lakes, otorgar este título a la Albufera pretende ser un ímpetu para prevenir este futuro y enfrentar el presente amenazante: mantener el lago vivo y cambiar su color de verde a azul.

En este contexto, la fauna y la flora se ven enormemente afectadas: el número de especies de peces, por ejemplo, se ha reducido a la mitad en las últimas décadas. Las anguilas o lubinas locales han sido desplazadas por especies exóticas (por ejemplo, carpa o cangrejo azul) que son más resistentes a la contaminación y, por lo tanto, aumentan el deterioro del hábitat.

Las amenazas del lago son muchos más, como el cambio climático que también tiene un impacto directo en L’Albufera y supone, asimismo, un problema para los pescadores y agricultores locales que luchan para ganarse la vida con sus actividades tradicionales.

Lo cierto es que el inicio del declive de este humedal tan representativo es muy anterior.  Se remonta a la década de 1960 cuando el área se enfrentó a un aumento exponencial en el crecimiento industrial. Y aunque en 1986 la zona del lago y sus alrededores se declaró Parque Natural, no fue suficiente para proteger este espacio natural de alto valor ecológico y cultural.

Una de las conclusiones para preservar y restaurar un ecosistema único lleno de vida y de biodiversidad, es la necesidad ante todo de más agua de calidad para el lago. Este punto se encuentra respaldado por todos, mientras que otras posibles medidas a adoptar están siendo estudiadas como es el dragado del fondo del lago o que la agricultura alrededor del lago se transforme en ecológica.

El trabajo de Fundación Global Nature (FGN)

Junto con sus socios internacionales de la Red Living Lakes, Fundación Española Global Nature está trabajando para mejorar la situación en el área de l’Albufera. Actualmente, desarrolla el Proyecto LIFE Paludicola, un proyecto europeo que trata de frenar el descenso de la población de carricerín cejudo, el ave paseriforme más amenazada de Europa, mediante la restauración de humedales.

También ha desarrollado el proyecto INTERREG MED EcoSustain, durante dos años ha estado midiendo la calidad del agua del lago con una boya dotada de ocho sensores de medición en tiempo real y por los que se ha podido ver la evolución del agua tras tormentas o fuertes vientos.

Además, ha participado en el proyecto LIFE AgriclimateChange que estudió como hacer las explotaciones agrícolas más sostenibles reduciendo la emisión de gases de efecto invernadero en su lucha contra el cambio climático y ha participado, a su vez, en el proyecto LIFE Albufera que trató de unificar criterios de gestión de los tres humedales artificiales en cumplimiento de las Directivas Marco del Agua, Aves y Hábitats.

Global Nature Fund y la Red Living Lakes Global Nature Fund (GNF) es una fundación privada, independiente y sin fines de lucro que trabaja en la protección del medio ambiente y la naturaleza. GNF fue fundada en 1998 y tiene oficinas en Radolfzell, Bonn y Berlín, Alemania. Una de las iniciativas centrales de GNF es Living Lakes Network, una red global de organizaciones que defienden la protección de lagos y humedales. La red actualmente cuenta con 112 miembros en todo el mundo.

    THIS WEBSITE USES COOKIES. We use cookies to store non-personal information necessary for the operation of the website. If you continue browsing the site, you accept the use of cookies on this website. More information

    Los ajustes de cookies de esta web están configurados para «permitir cookies» y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar» estarás dando tu consentimiento a esto.

    Cerrar