Noticias

Más de 400 organizaciones europeas de la sociedad civil de 12 Estados Miembro de la UE demandan un cambio radical en la Política Agrícola Común (PAC)

in Campañas 28 August, 2020

Más de 400 organizaciones de la sociedad civil de 12 países europeos han pedido a los ministros comunitarios que defiendan un cambio radical en la PAC post-2020 para que contribuya al Pacto Verde Europeo, de modo que proteja a las personas que viven y trabajan en el medio rural y que cuide el clima, la biodiversidad y los recursos naturales de los que depende la propia agricultura y la seguridad alimentaria. De lo contrario, las organizaciones advierten que está en riesgo la legitimidad social de una política que representa el 30% del próximo presupuesto comunitario.

El dinero público debe destinarse para bienes y servicios públicos. (Foto: Asoc. Trashumancia y Naturaleza)

Carta abierta sobre la reforma de la PAC a la Presidencia Alemana de la Unión Europea – Agosto 2020

Estimada Sra. Julia Klöckner, representante de la Presidencia Alemana en el Consejo del AGRIFISH,

En cuatro días, usted ejercerá de anfitriona de un Consejo Informal del AGRIFISH en Koblenz, que reunirá a los ministros de agricultura de todos los Estados Miembros de la UE, principalmente para discutir la reforma de la Política Agrícola Común (PAC). Alemania tiene la difícil tarea de llegar a un acuerdo acerca de esta reforma de la PAC en el Consejo, en los seis meses que tiene Alemania la presidencia. Su responsabilidad es inmensa: la PAC afecta directamente a todos los ciudadanos de la UE, siendo más del 30% del próximo presupuesto de la UE. La PAC también es fundamental para abordar nuestros abundantes desafíos ecológicos y sociales.

La pandemia del coronavirus ha demostrado que la Unión Europea debe priorizar la soberanía alimentaria. Esto requiere que la UE redefina el propósito de la PAC y los acuerdos comerciales, que actualmente amenazan dicha soberanía alimentaria, en Europa y en otras regiones. La política agroalimentaria de la UE está significando: importaciones y exportaciones baratas e insostenibles, en particular desde y hacia países en desarrollo (contribuyendo al calentamiento global por deforestación y degradación de la tierra); exceso de atención y especialización en la producción, con objetivos de productividad ilimitados; y un enfoque predominantemente centrado en la competitividad, que no protege la fertilidad del suelo y la biodiversidad, o las personas que trabajan en las zonas rurales de Europa y otras regiones, incluidos los productores agrarios y especialmente los agroecológicos. En resumen, la PAC y la actual política comercial de la UE perjudican nuestra capacidad para alimentar de forma sostenible a las comunidades de Europa.

La Comisión Europea ha establecido el camino a seguir para un desarrollo más sostenible y la neutralidad climática en 2050 con el Pacto Verde Europeo, incluyendo las Estrategias “De la granja a la mesa” y de Biodiversidad. El Pacto Verde marca el rumbo que debe seguir la PAC post-2020 – es decir, un gran cambio relevante de nuestro sector agroalimentario, incluyendo a toda la cadena alimentaria. El continuismo u optimización del sistema actual, no es una opción. Son necesarios  cambios en la Política Agrícola Común si queremos garantizar la continuidad de la producción agraria en Europa, de la que depende la seguridad alimentaria de nuestra generación y de las generaciones futuras. Además, las soluciones para reformar adecuadamente la PAC son suficientemente conocidas y ampliamente compartidas por una amplio abanico de expertos y científicos – así que ya sabemos por qué y cómo debe cambiar la próxima PAC.

Las coaliciones de 12 Estados Miembros, que trabajan en estrecha colaboración con agrupaciones y entidades de la sociedad civil de la UE (incluyendo también de productores agrarios), y que tienen participación directa en la preparación de los respectivos Planes Estratégicos Nacionales de la PAC (PENPAC), le demandan que guíe el Consejo hacia:

  • Una reforma de la PAC compatible con el Pacto Verde Europeo, en particular con los objetivos de las Estrategias “De la granja a la mesa” y la de Biodiversidad, manteniendo un enfoque común para toda la UE. Esto significa cambiar profundamente la perspectiva que presentaba la PAC para garantizar la capacidad de producir alimentos a largo plazo: mediante la restauración de ecosistemas funcionales, alineando la producción agraria con las obligaciones legales del Acuerdo de París e impulsando el cambio hacia dietas saludables.
  • Una mayor ambición en lo que respecta a la condicionalidad de la PAC, el bienestar animal, la salud pública, el uso sostenible del agua y la protección del clima y el medio ambiente, al tiempo que se mejora la viabilidad agraria, la diversificación laboral, el relevo generacional y, por tanto, la resiliencia de los entornos rurales.
  • El reemplazo de los pagos por hectárea al uso por el principio de “dinero público para bienes y servicios públicos” (incluido el empleo rural), cambiando los apoyos y dirigiéndolos hacia medidas que permitan a los agricultores invertir en la transición agroecológica. Esto debe ir acompañado de mecanismos de mejora de la viabilidad económica basados en el mercado, para que los agricultores puedan tener una dignificación de su trabajo así como un mayor peso en la cadena de valor.
  • El refuerzo del nuevo modelo basado en el rendimiento, para garantizar que el presupuesto de la PAC se utilizará de manera eficiente, mediante la mejora de los indicadores basados en resultados, así como el control del seguimiento y efectividad de la PAC y estableciendo una delimitación base ambiciosa de los fondos.
  • La garantía en los procesos de elaboración de los PENPAC de una transparencia y participación real y efectiva de las distintas partes interesadas, así como también en las deliberaciones europeas y las negociaciones entre los Estados Miembros y la Comisión.

 

La PAC perderá toda legitimidad a los ojos de los ciudadanos contribuyentes y consumidores de la UE si el Consejo ignora estas demandas. Durante el Consejo Informal de AGRIFISH en Koblenz de los próximos días, habrá una manifestación, que trasladará también la voz de miles de ciudadanos europeos, recordándole estas demandas. Nuestro mensaje es claro: la reforma de la PAC post-2020 supone una gran oportunidad para que el sector agrario y alimentario de la UE torne hacia un sistema sostenible. Lanzamos el reto a la presidencia alemana para que tome una posición activa y alinee esta reforma de la PAC con los objetivos climáticos y de biodiversidad, y para poner fin a la reducción de explotaciones agrarias y a su pluralidad. La senda en la que se encuentran actualmente está fallando en todas estas áreas. Debería aprovechar y utilizar este periodo de negociaciones en curso para escribir una nueva página para nuestra agricultura, ganadería y silvicultura. ¡No ponga en riesgo nuestro futuro! ¡Actúe!

    THIS WEBSITE USES COOKIES. We use cookies to store non-personal information necessary for the operation of the website. If you continue browsing the site, you accept the use of cookies on this website. More information

    Los ajustes de cookies de esta web están configurados para «permitir cookies» y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar» estarás dando tu consentimiento a esto.

    Cerrar