Noticias

Un congreso para insistir en el falso dilema entre cambio climático y biodiversidad

in Noticias 8 June, 2021

¿A quién quieres más, a papá o a mamá? Una pregunta que ningún niño debería tener que responder, como tampoco nadie sensibilizado con los problemas de nuestro planeta, con el futuro de la naturaleza o con la actual crisis ambiental debería tener que enfrentarse a qué objetivo persigue: combatir el cambio climático o proteger la biodiversidad. Es un falso dilema y el verdadero reto es conseguir soluciones que luchen contra ambos problemas. Es el único camino posible.

Es el mensaje que Fundación Global Nature ha defendido como marco durante las diferentes sesiones en las que estuvo presente en el Congreso Nacional del Medio Ambiente, Conama 2020. De hecho, una de las ideas que ha vertebrado su mensaje en las diferentes intervenciones se basa en que la biodiversidad debe dejar de ser una asignatura pendiente. Aunque se ha avanzado en pequeños aspectos, aún no ha calado el discurso de la urgencia e importancia de la crisis ambiental que vivimos, de la pérdida de biodiversidad irreparable y de la necesidad de que todos y cada uno de los individuos y colectivos de la sociedad ha de aportar para revertir el cambio. 

“El cambio climático es sólo un síntoma, la fiebre de ese gran organismo vivo, pero la base del problema, la enfermedad, es la acelerada extinción de especies, ecosistemas, y genes, la pérdida de la biodiversidad no se ataja como debemos”, explica la directora de la Fundación, Amanda del Río. 

Imagen

Uno de los momentos más delicado, e importantes, llegó con el cierre del Congreso en el bloque “Efectos del cambio climático en la biodiversidad”. FGN planteó su postura: apoyo total a la transición energética, pero en el marco de una transición global y ecológica.

La apuesta por el desarrollo de renovables como la eólica o la fotovoltaica no puede pasar por destruir zonas de alto valor natural. La planificación del territorio es clave para entender los impactos que se suman en el territorio sobre determinadas especies y hábitats y para poder evaluar qué proyectos son viables y cuáles no; y para eso es necesario más tiempo que el plazo que ha impuesto la legislación sobre cambio climático. En el caso de la fotovoltaica, actualmente hay presentados proyectos sobre miles de hectáreas en diferentes Comunidades Autónomas que afectan de forma sinérgica y acumulativa a las esteparias del centro peninsular en ambas mesetas. La demanda de superficie de estas energías “no es tan elevada como para ocupar terrenos de esta alta sensibilidad ambiental”, en palabras del director gerente de FGN, Eduardo de Miguel. “Sobre todo, hay que frenar que esto sea un menú abierto a que cualquier área sea susceptible de implementar estos proyectos”.

Un sector agrario sostenible y rentable

En lo referente al sector agrario, desde FGN el mensaje se centró en que la información científico-técnica tiene las claves para superar estos mismos retos ambientales que también afronta el sector, que debe ser consciente de que la sostenibilidad no está reñida con la rentabilidad económica. Es necesaria una transferencia de ese conocimiento, con un enfoque local y práctico que llegue a toda la cadena productiva, y capaz de vencer el corto-placismo y la visión fatalista al respecto. “Los aspectos ambientales no deberían verse como un enemigo para el sector, si no como un aliado que asegure la viabilidad de las explotaciones a largo plazo tanto económica como técnica”, apunta la técnica de proyectos de la Fundación, Vanessa Rodríguez.

Imagen

En materia de empresas y biodiversidad existieron diversos abordajes. Hablamos de “Salud, alimentación y Planeta” y de la necesidad de crear estrategias en el ámbito nacional como la conocida “From farm to fork”. El objetivo en el trabaja FGN es en el de definir escenarios, proyecciones basadas en evidencias científicas de cómo debería ser la dieta en España para generar iniciativas y promover políticas que permitan avanzar con ese objetivo. Los costes de las dietas actuales a nivel de medio ambiente y de salud justifican un cambio de modelo alimenticio que contemple el ajuste de las dietas a los límites planetarios, la reducción del desperdicio y la sensibilización ciudadana para la toma de decisiones informada

En materia de empresas, es necesario que el cuidado de nuestra naturaleza pase de ser un adorno de la estrategia de Responsabilidad Social Corporativa y pase a ser un factor clave en su toma de decisiones y estar integrado en operaciones diarias. “La crisis de biodiversidad se vive como quien oye llover a pesar de que estamos en una pandemia. La idea de ONE HEALTH (de que salud del ecosistema es nuestro único futuro) no ha calado en el común”, en palabras del director general de Biodiversidad, Bosques y Desertificación, Jorge Marquínez.

En cualquier caso, el trabajo de Fundación Global Nature fue mucho más extenso durante los cuatro días de Congreso y también hubo tiempo para hablar de proyectos como el LIFE Soria Forest Adapt, el Observatorio de la Biodiversidad Agraria, la gestión de residuos agrarios o el trabajo que se hace en comunicación ambiental con apuestas concretas como el storytelling.

    THIS WEBSITE USES COOKIES. We use cookies to store non-personal information necessary for the operation of the website. If you continue browsing the site, you accept the use of cookies on this website. More information

    Los ajustes de cookies de esta web están configurados para «permitir cookies» y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar» estarás dando tu consentimiento a esto.

    Cerrar