Charcas y humedales temporales

Trabajamos desde hace más de una década en la creación, mejora y conservación de charcas ganaderas y estanques temporales mediterráneos.  Las charcas ganaderas constituyen hábitats esenciales para la conservación de determinadas especies de aves, anfibios, plantas acuáticas, etc., algunos de ellos en peligro de extinción como la cigüeña negra (Ciconia nigra) .

La presencia de charcas es importante para el aumento de la biodiversidad, no sólo por su condición de humedales, sino también porque el agua que almacenan se filtra poco a poco por la tierra, ayudando a la fertilidad y riqueza del suelo. Proporcionan humedad mediante el rocío y el aire a gran parte de la finca. A lo largo de los años el agua se expande bajo la tierra, mejorando el suelo y los árboles. Además, agregan diversidad y elementos de interés al paisaje.

Un tipo de charcas ganaderas son los denominados “Estanques temporales mediterráneos”, hábitats de interés prioritario. Son lagunas y charcas con inundación temporal, muy someras, inundadas por lo general durante el invierno y la primavera, alimentados principalmente con agua de lluvia, con un ciclo de inundación irregular y fluctuante anual e interanualmente. Albergan una flora formada principalmente por plantas anuales y geófitos de distribución eminentemente mediterránea.

Durante los últimos años hemos realizado múltiples actividades destinadas a crear y mantener charcas ganaderas en el marco de acuerdos de custodia con propietarios privados de fincas, fundamentalmente en Extremadura.

Desde 1993 dedicados a la conservación de la naturaleza y la funcionalidad de los ecosistemas

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.     ACEPTAR

Pin It on Pinterest