• La región mediterránea será una de las más afectadas en todo el planeta
  • El efecto en el sector agrario español se espera que no sea uniforme, pero los efectos negativos contrarrestarán los positivos
  • El informe, elaborado por la iniciativa europea “AgriAdapt”, concluye la necesidad de implantar medidas de adaptación al cambio climático de manera urgente

Madrid, 11 de septiembre de 2017.

La iniciativa europea “AgriAdapt”, en la que participan entidades de cuatro países, ha publicado un informe sobre las consecuencias que tendrá el cambio climático en el sector agrario español. El documento muestra el amplio consenso entre los expertos en que la región mediterránea será una de las más afectadas a escala mundial debido a los cambios previstos en el clima, tales como la reducción de las precipitaciones o la mayor frecuencia de eventos climáticos extremos. Se espera que estos cambios lastren la productividad de los cultivos y que el rendimiento de los mismos varíe cada vez más de un año a otro. Además, las proyecciones de los escenarios climáticos tienen un menor grado de incertidumbre en la zona mediterránea que en el resto de regiones climáticas de la UE. Como resultado, el sector agrario español necesita urgentemente soluciones prácticas y sostenibles de adaptación.

El documento ha sido elaborado por las entidades participantes en el proyecto y revisado por expertos de reconocido prestigio en diferentes ámbitos e incluye una recopilación de  información sobre el clima observado y el futuro, los impactos observados y esperados en el sector agrario y la vulnerabilidad al cambio climático de varios sistemas agrarios (cultivos arables, permanentes y ganado) del área mediterránea. La versión extendida del informe  también contiene un análisis del efecto del cambio climático en las otras tres grandes regiones de riesgo climático de la UE.

La Fundación Global Nature, entidad española participante en la iniciativa “AgriAdapt”, está desarrollando un programa de adaptación sostenible de diferentes sistemas agrarios en España a la luz de los resultados obtenidos en el informe. En concreto, Global Nature está comenzando a analizar la vulnerabilidad al cambio climático para posteriormente implementar medidas prácticas de adaptación en 30 explotaciones piloto. Estas medidas serán seleccionadas en colaboración con los agricultores y ganaderos en función de su viabilidad y sostenibilidad ambiental en diferentes ámbitos (agua, biodiversidad, etc.). Los sistemas agrarios implicados en España incluyen: cereales en Castilla y León, cultivo de tomate en Extremadura, viñedos en la Comunidad Valenciana, explotaciones de vacuno en dehesas en Extremadura y vacuno para producción de leche en Cantabria y Castilla y León.

La iniciativa “AgriAdapt” es un proyecto apoyado por la Comisión Europea a través del instrumento financiero LIFE en la que participan entidades de Alemania, Estonia, Francia y España. Este proyecto cuenta además con el apoyo de la Fundación Biodiversidad, del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente.

El documento está disponible para descarga en: http://bit.ly/2w673Lx

Más información de AgriAdapt: www.agriadapt.eu