Fundación Global Nature

Biodiversidad

promovemos las infraestructuras ecológicas como setos y charcas

Los alimentos que los seres humanos consumimos cada día a lo largo de nuestra vida proceden de la biodiversidad agrícola. La biodiversidad es la base de la agricultura y de nuestros sistemas alimentarios.

 

 

La biodiversidad, la alimentación y la nutrición están interrelacionados. La biodiversidad contribuye a la seguridad alimentaria, al bienestar y a la nutrición. 

Sin embargo la agricultura es una de las principales causas de pérdida de biodiversidad.

Trabajamos recuperando la biodiversidad agraria a escala de explotación mirando al suelo:  recuperar la materia orgánica del suelo es clave; para ello implantamos cubiertas verdes, evaluamos cómo y cuándo realizar una adecuada fertilización, o fomentamos prácticas tradicionales como los barbechos y la rotación con leguminosas.

A escala de paisaje fomentamos el mantenimiento o la recuperación de infraestructuras ecológicas: puntos de agua, setos o bosquetes, y franjas de vegetación natural que atraen a polinizadores son medidas que ofrecen resultados tangibles.

PROYECTOS DESTACADOS

Trabajamos creando alianzas, fomentando la innovación para hacer compatibles conservación y desarrollo

La sostenibilidad debe entenderse como una responsabilidad compartida, y la conservación de nuestros valores naturales pasa por encontrar beneficios para los diferentes grupos de interés que conviven en el territorio.

Fomentamos la integración de criterios de biodiversidad en etiquetados, estándares y certificaciones agroalimentarias, para mejorar el desempeño de las empresas y los agricultores y la información que reciben los consumidores.

Infraestructuras ecológicas

Trabajamos con proveedores de verduras de grandes empresas que voluntariamente se unen a programas de mejora de la biodiversidad. Esas mejoras se recogen en un Plan de Acción de Biodiversidad (PAB). El proveedor es evaluado anualmente para proponer nuevas mejoras a ese PAB. 

Apoyamos a agricultores en la generación de nuevos ingresos a través de la plantación de árboles productivos. Además ellos preservan la biodiversidad local plantando arbustos de especies autóctonas en sus fincas privadas.

Con el apoyo de Accorhotels y el seguimiento técnico de Pur Projet, realizamos este tipo de plantaciones en fincas agrarias de Valencia y La Mancha. Desde el año 2012 se han plantado más de 50.000 árboles y arbustos con la colaboración de los agricultores.

Fomentamos la mejora ambiental manteniendo la competitividad de los cultivos de tabaco de Extremadura. El proyecto se desarrolla en las comarcas del Campo Arañuelo y de la Vera (Extremadura).

Creamos áreas agrarias como en áreas forestales locales para actuar como cortafuegos. En dichas áreas recuperamos especies locales que son cultivadas en ecológico, y con ello se aumenta la diversidad del paisaje.

Mantenemos un rebaño de razas autóctonas: vaca blanca cacereña, oveja merina negra y diferentes razas de gallinas en peligro de extinción (negra castellana, andaluza perdiz, castellana codorniz y extremeña).

Contamos con un vivero donde producimos especies como Limonios o albardines (Lygeum spartum), y otras especies típicas de los hábitats que restauramos.

Un proyecto abierto de ciencia ciudadana con el que buscamos conocer mejor el estado de la biodiversidad en el medio agrario.

Recuperamos la vegetación autóctona de la zona perilagunar de los humedales manchegos en los que trabajamos desde hace años, especialmente de las estepas salinas mediterráneas.

Trabajamos con viticultores para la mejora de la biodiversidad en viñedos mediante la propuesta de medidas agronómicas que favorecen la biodiversidad y la competitividad en el sector vitivinícola.

Un Proyecto a gran escala en Europa para valorar la eficacia del “greening” de la PAC.

Este proyecto afronta el reto de convertir la dehesa en un agroecosistema sustentable mediante el desarrollo e implementación de buenas prácticas de manejo.