Fundación Global Nature

Noticias

El MITECO financia investigaciones de Global Nature sobre espacios de alto valor natural y soluciones basadas en la naturaleza

en Noticias 9 noviembre, 2022

Fundación Global Nature ha desarrollado una serie de investigaciones para el cuidado de alto valor natural y soluciones basas en la naturaleza gracias a la subvención a entidades del tercer sector u organizaciones no gubernamentales que desarrollan actividades de interés general consideradas de interés social en materia de investigación científica y técnica de carácter medioambiental de 2022, y que ha recibido a través del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (MITECO).

Estas ayudas provienen de los ingresos que se generan cuando los ciudadanos marcan la casilla de interés social en su declaración de IRPF ya que la ley aplicable considera que la protección del medio ambiente es una actividad de interés general que debe ser atendida. En concreto, las ayudas recibidas por la entidad se vertebran en cinco líneas: 

1. Al conocimiento y al defensa del medio natural.

Fundación Global Nature trabaja en conservación de naturaleza cuidando de ecosistemas como los humedales (cada vez más unido al medio agrario que les rodea) y de los impactos positivos que este cuidado genera y que benefician a la diversidad de especies y al propio ecosistema, pero también a la población del territorio y a la sociedad en su conjunto, gracias a los servicios ecosistémicos que proveen. En esta línea, el seguimiento e investigación de especies, ecosistemas y servicios asociados se engloba en seguimientos de aves asociados a medidas de restauración (migratorias amenazadas, acuáticas y palustres) e indicadores para evaluar la mejora en gestión de la vegetación mediante la recuperación de arrozales y pastoreo (acciones piloto). 

2. Al conocimiento y a la defensa de la biodiversidad  

FGN centra su trabajo en la biodiversidad agraria, trabajando a nivel de explotaciones y minimizando los impactos negativos directos e indirectos de las actividades agrícolas en la vida de los paisajes productivos. También se buscan objetivos climáticos y si bien el objetivo principal de los paisajes agrícolas es la producción y cosecha de alimentos, su manejo debe ser sensible a la biodiversidad que les rodea y adaptarse al cambio del clima.  

La recuperación de la agrobiodiversidad es una línea fundamental que incluye el estudio de variedades productivas (ej. cereales antiguos) y de especies beneficiosas para la actividad agraria usadas en la restauración de suelos y de hábitats seminaturales.  En esta línea, se da continuidad a la labor del Observatorio de la Biodiversidad Agraria, se investiga en la restauración de la biodiversidad en espacios agrarios y  se fomenta  la agrobiodiversidad en espacios agrarios (en concreto, en cereales antiguos)  

3. Utilización sostenible de los recursos naturales  

España es el país de la Unión Europea con mayor superficie de Sistemas Agrarios de Alto Valor Natural (SAV) y de su mantenimiento depende gran parte de nuestro patrimonio natural. De gran riqueza y diversidad en este tipo de ambientes, destacan por su importancia y superficie las estepas y dehesas ibéricas, ambos, grandes ejemplos de un uso tradicional agrícola y ganadero adaptado a nuestras regiones semiáridas. La FGN trabaja centrada en dos SAV específicos.  

Por un lado, las estepas ibéricas, que albergan la mayor población del mundo de avutarda común y la mayor población europea de su pariente menor (el sisón). A esto se suma que nuestros ambientes esteparios acogen a más del 90% de las gangas y ortegas de la Unión Europea, junto a las mayores poblaciones de cernícalo primilla y aguilucho cenizo del continente. La conservación de sus valores naturales pasa por el mantenimiento y promoción de prácticas agrícolas y ganaderas, que además de generar biodiversidad, logren un desarrollo económico y generen valor social en las zonas rurales donde se ubican.   

Por otro, las dehesas. Un ejemplo lo tenemos en el millón de hectáreas de pastos de alto valor natural que se encuentran amenazadas por la escasa presencia de pastoreo. España es un tesoro natural en Europa, por tener un paisaje rural con agricultura y ganadería de altísima calidad. Dentro de ese gran tesoro de la biodiversidad vinculada a la ganadería, tenemos un patrimonio único: nuestras razas autóctonas de ganado. Según datos oficiales, de las 184 razas autóctonas presentes en el catálogo oficial, 157 (el 82 %) están en peligro de extinción.  

En ambos casos, nuestras actividades pasan por la identificación de las mejores prácticas agrarias para la conservación de aves esteparias, la caracterización de mejores prácticas para el manejo de barbechos en estepas orientado a conservación de aves esteparias y las mejores prácticas de pastoreo para la conservación de hábitats prioritarios (en concreto, pastos). 

4. Prevención de la contaminación  

Esta línea de investigación se centra en las soluciones basadas en la naturaleza y las infraestructuras verdes como vías para prevenir la contaminación. La restauración de humedales es una solución basada en la naturaleza y logra varios objetivos desde que los humedales amortiguan el clima a actúar como sumideros de CO2. También proporcionan zonas seguras para determinadas especies y apoyan la conservación de la biodiversidad. FGN ensaya y aplica el resultado de una investigación realizada en el LIFE Renaturwat sobre la eliminación de fósforo y nitrógeno, mediante humedales artificiales.  

Las actividades desarrolladas en esta línea incluyen una batería de acciones con lodos de potabilizadora, y diseños y ejecución de charcas de decantación como acciones técnicas. Además, y gracias a estas ayudas, se ha realizado un guía de flora y fauna (para usuarios no especializados) con información de las aves más comunes que se puedan avistar en estas instalaciones.  

5. La prevención del cambio climático en España  

Bajo esta línea FGN ha desarrollado estrategias sostenibles de mitigación y adaptación al cambio climático en sistemas forestales, humedales y sistemas agrarios de alto valor natural, atendiendo a diferentes condiciones geográficas, agroclimáticas y de sistemas productivos en España. Con ello se pretende que tanto actores del sector agroalimentario, forestal y entidades de gestión del territorio que operan en zonas de alto valor natural, así como las administraciones con competencias en esos territorios, incorporen medidas sostenibles de adaptación y mitigación en sus instrumentos, planes y estrategias de gestión agraria, forestal y ambiental. 

En concreto, las actividades realizadas son las previstas en el LIFE Soria ForestAdapt para la adaptación al cambio climático del sector forestal  y para apoyar las estrategias de adaptación desde la política de RSC del sector empresarial español. Hasta ahora se entendía que la conservación y regeneración de un bosque implica ser sumidero de carbono, y cada vez se asume mejor el interés de cambiar las prácticas forestales en el ámbito de la adaptación. Este proyecto plantea el uso de briofitos y líquenes como indicadores de impacto del cambio climático y de la efectividad de las acciones emprendidas. 

La segunda de ellas es la Adaptación al Cambio Climático en el sector agrario (CANARI). El desarrollo de la aplicación CANARI permitirá visualizar online, de forma rápida y directa, más de un centenar de Indicadores Agroclimáticos (IAC) que ofrecen información sobre diferentes sistemas productivos (cultivos herbáceos, cultivos permanentes,  ganadería, etc.). Cada IAC podrá calcularse localmente en toda España  para el periodo 2020-2050 (futuro próximo) y para el periodo 2050-2100 (futuro lejano) según un enfoque multimodelo, lo que permite identificar una mayor variabilidad y mayor precisión en las proyecciones climáticas.  

Por último, estas ayudas han apoyado el proyecto LIFE Wetlands4Climate  que trabaja con el potencial de los humedales bien gestionados y conservados para comportarse como sumideros de carbono. Con este fin se trabaja en investigar y establecer pautas de gestión de humedales mediterráneos de forma que funcionen como sumideros de carbono manteniendo, además su integridad ecológica, funcionalidad y prestando los servicios propios de un ecosistema sano. Asimismo, el objetivo es crear una metodología que permita tanto cuantificar emisiones GEI como conservar los servicios que proporciona, ayudando además a priorizar en la toma de decisiones qué acciones desarrollar para favorecer no sólo su función como aliado en la lucha contra el cambio climático sino también la conservación de las especies que albergan este tipo de humedales, auténticas joyas de biodiversidad. 

    ESTE SITIO WEB UTILIZA COOKIES. Utilizamos cookies para almacenar información no personal necesaria para el funcionamiento del sitio web. Si contínua recorriendo el sitio, acepta el uso de cookies en este sitio web. más información

    Los ajustes de cookies de esta web están configurados para «permitir cookies» y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar» estarás dando tu consentimiento a esto.

    Cerrar