Fundación Global Nature

Noticias

Los humedales contribuyen a paliar los efectos de la DANA en Castilla-La Mancha

en Noticias 8 septiembre, 2023
  • La laguna de El Hito en Cuenca o la laguna Larga en Toledo han contribuido a absorber el exceso de lluvia que ha caído durante estos días.  
  • Las tormentas han adelantado la temporada de aves en algunas lagunas de La Mancha, favoreciendo el desarrollo de numerosas especies de plantas e insectos bajo el manto de agua

La conservación y restauración de los humedales es crucial ante fenómenos meteorológicos extremos como la DANA, con la que hemos comenzado el mes de septiembre. La tromba de agua caída en Castilla-La Mancha durante el fin de semana pasado provocaba inundaciones, viviendas y calles anegadas, así como cortes de luz y agua en una gran cantidad de municipios de Toledo y Cuenca. A tan solo 7 kilómetros de la zona catastrófica, los 100 litros por metro cuadrado que caían en Montalbo y en El Hito volvían a cubrir de agua la laguna conquense de El Hito casi en su totalidad, contribuyendo a paliar los efectos de la DANA en una región especialmente castigada por los efectos del temporal. Según los últimos estudios realizados, la frecuencia de desastres naturales se ha más que duplicado en 35 años y el 90% están relacionados con el agua.

“Los humedales son amortiguadores de la naturaleza que nos protegen frente al cambio climático”, asegura la coordinadora de proyectos en Global Nature, Vanesa Sánchez. Lagos y lagunas han actuado durante estos días como esponjas naturales, absorbiendo las precipitaciones. “El agua se acumula en estos humedales, reduciendo los daños de la DANA, una de las razones que pone de manifiesto la importancia de restaurarlos y/o mantenerlos en buen estado de conservación”, añade. La tormenta ha recogido en cuatro días cinco veces y media más lluvias de las normales para este periodo del año en toda España.

Esa misma capacidad de almacenamiento también protege contra la sequía amplios espacios naturales cada vez más secos en verano. “Después de un periodo de sequía muy severo, las lluvias torrenciales que han caído en el sureste de Castilla-La Mancha han servido para recargar las lagunas temporales del interior de la península, así como para activar el desarrollo de algunas plantas con un periodo vegetativo más tardío”, asegura Santos Cirujano, experto en botánica y patrono de Fundación Global Nature. “Los humedales temporales del Mediterráneo están sujetos a importantes cambios de pluviosidad, por lo que el agua siempre es bien recibida en estos ecosistemas en cualquier época del año. Cuanta más mejor”.

Imagen de la Laguna de El Hito tras el paso de la Dana

Las aves llegan antes
El paso de la DANA por Cuenca y Toledo ha adelantado, además, la temporada de aves en numerosas lagunas de La Mancha. Con la llegada del agua han hecho acto de presencia las primeras aves migratorias que suelen vivir en las proximidades del agua, en especial anátidas y aves limícolas en búsqueda de zonas de descanso y alimentación al final de un verano extremadamente seco.

En la laguna de El Hito (Cuenca) las lluvias torrenciales no solo han contribuido a la inundación del humedal sino también han favorecido la vida biológica bajo el manto de agua, mejorando la dinámica natural de la laguna y de numerosas especies de plantas e insectos que dependen de ella, nos cuenta Raimundo Jiménez Ballesta, profesor de la Universidad Autónoma de Madrid y uno de los miembros del Comité de Expertos del proyecto LIFE para la ampliación y recuperación de la Laguna de El Hito. En otros humedales también se ha observado la eclosión de vida de mariposas nocturnas y otras familias de invertebrados gracias al reencharcamiento de las zonas húmedas.

LIFE El Hito
Por todas estas razones, Global Nature trabaja en proyectos de conservación y restauración de humedales. El caso de LIFE El Hito es uno de los más importantes en la actualidad, ubicado en esta zona conquense, integrado en la Red Natura 2000 e incluido en la Lista Ramsar de la Unesco, y uno de los pocos ejemplos de humedales salinos estacionales que quedan en España, resto de antiguos mares interiores, donde se desarrollan especies de plantas e insectos endémicos de gran singularidad. “El objetivo es contar con un humedal bien gestionado, a través de la compra del terreno y de acciones muy específicas, que permitan que vuelva a ofrecer todos sus servicios ecosistémicos”, en palabras del técnico del proyecto, Eduardo Palencia.

    ESTE SITIO WEB UTILIZA COOKIES. Utilizamos cookies para almacenar información no personal necesaria para el funcionamiento del sitio web. Si contínua recorriendo el sitio, acepta el uso de cookies en este sitio web. más información

    Los ajustes de cookies de esta web están configurados para «permitir cookies» y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar» estarás dando tu consentimiento a esto.

    Cerrar