Noticias

La aprobación definitiva de Ley de Restauración de la Naturaleza se pospone ante un inesperado riesgo de fracaso

en Noticias 25 marzo, 2024

El texto legislativo más importante sobre la naturaleza en la Unión Europea desde la década de 1990, la Ley de la Restauración de la Naturaleza (LRN), se enfrenta a un futuro incierto debido a que se ha tenido que sacar de la votación del Consejo prevista hoy para, lunes 25 de marzo. Este paso debería ser una mera formalidad tras la aprobación en el Parlamento Europeo en el mes de febrero: el texto ya estaba consensuado y había sufrido grandes rebajas en relación a la propuesta inicial. En cualquier caso, el cambio de posición de Hungría -que ha pasado de apoyarla a estar en contra-, ha visto peligrar la ratificación de la Ley por lo que, al no haber mayoría se ha eliminado el punto del orden del día para buscar esa mayoría a las próximas semanas. Global Nature, insiste en que es fundamental para el futuro de Europa que esta Ley salga adelante, más teniendo en  cuenta que tiene el apoyo del Parlamento Europeo, los científicos, las empresas y 19 Estados miembros.

“El inesperado y claramente motivado políticamente cambio en la posición de Hungría, que no fue cuestionado por Suecia, Polonia, Finlandia, Países Bajos, Bélgica, Austria e Italia -que siguen absteniéndose u oponiéndose-, ha puesto ahora de nuevo en peligro la LRN, dando luz verde al presidente de Hungría, Viktor Orbán, para impulsar su propia agenda y mantener secuestrada la toma de decisiones de la UE”, explican los coordinadores de la campaña #RestoreNature en un comunicado en el que añaden que esta deriva va “en contradicción con el compromiso declarado de la UE con la conservación de la biodiversidad, la mitigación del cambio climático y la sostenibilidad medioambiental”.

“En el mejor de los casos, sugiere un profundo fracaso a la hora de comprender la situación en la que nos encontramos y lo que significa para los derechos de los ciudadanos”, continúan explicando desde esta campaña que es hoy referente en la defensa de la LRN. Denuncian, asimismo, que se está permitiendo que “se sabotee la LNR en contra de la ciencia, las preocupaciones de los ciudadanos, el apoyo del Parlamento Europeo y el respaldo de las empresas a la ley. Es totalmente incomprensible y espantoso ver cómo se sacrifica la LRN en el altar de un sentimiento populista antiverde, carente de toda explicación racional y que socava el proceso democrático de toma de decisiones”,

En noviembre ya se había alcanzado un acuerdo sobre la LRN, aprobado por los embajadores de los Estados miembros, por lo que ahora el objetivo es pedir a la Presidencia belga que “trabaje urgentemente para desbloquear la situación y garantizar la adopción de la NRL antes de las vacaciones de verano” y a Ursula von der Leyen, presidenta de la Comisión Europea, “que intervenga con decisión para salvar al menos un elemento de la estrategia de biodiversidad y un pilar clave de su Pacto Verde Europeo”.